Con la proliferación de redes sociales que ayudan a compradores y vendedores a cerrar transacciones, tal vez te preguntes si es mejor vender tu propiedad por cuenta propia o acudir a una inmobiliaria.

Es cierto que haciendo el trabajo por ti mismo puedes ahorrar dinero, pero es muy probable que te encuentres con muchas dificultades en el camino. A la larga no contar con ayuda puede representar mayores pérdidas, pues nada puede suplir los conocimientos de los profesionales.

 

Estadísticamente casi un 85% de los compradores y vendedores, utilizan una Inmobiliaria cuando compran o venden una casa, y las razones son muchas. Aquí te explicamos las más importantes.

1. La propiedad se vende mucho más rápido

Los asesores que operan en una inmobiliaria se dedican todo el tiempo a ello mientras tu trabajas, así mismo se tiene una cartera de clientes que ya están en búsqueda del inmueble, así que es muy probable que cuando tomes la decisión de vender, la inmobiliaria ya tenga uno o varios prospectos compradores.

2. Cubre todos los aspectos de marketing y publicidad

Una empresa inmobiliaria simplificara todo el proceso relacionado con la venta de tu propiedad, ya que cuenta con los contactos que ofrece la trayectoria en el mercado para promocionar tu inmueble en los lugares adecuados.

La publicidad es una herramienta clave para la promoción de tu bien raíz, ya que la exhibición en los portales de la inmobiliaria le da mucho más alcance que, simplemente, colocando un cartel en la puerta de tu casa.

3. Sirve de barrera protectora.

Las agencias inmobiliarias son una excelente herramienta para evitar fraudes y estafas. Pues certifican, cotejan y certifican los documentos de tu posible comprador para asegurar el proceso de compra – venta. Además el agente inmobiliario te acompañara y asesorara en todo el proceso para que no se presente inconveniente alguno.

4. El servicio es gratuito.

Una de las grandes ventajas de contratar a una inmobiliaria es que no hay que desembolsar una cantidad para cubrir sus honorarios, ya que su ganancia la obtendrá a partir de la venta concretada, la cual se paga al final de la operación. Estas comisiones son un porcentaje del precio de la propiedad, así que podrás acordar de antemano la cantidad que te cobrará la inmobiliaria al cerrar la operación.

5. Te ayuda con toda la documentación.

Al vender una propiedad es necesario contar con una serie de documentos que debes tener en orden para que la transacción ocurra sin problemas. Al contratar una agencia inmobiliaria, tendrás a tu disposición al personal que te pondrá al día con los documentos que necesitas y te ayudará a ponerles orden. Además, solicitará y revisará toda la documentación necesaria de tu posible comprador, con el fin de que la compra sea exitosa y satisfactoria para ambas partes.

Son muchas las ventajas y beneficios de contar con el apoyo de una inmobiliaria al querer vender tu propiedad.

¿Quieres conocer más sobre los beneficios que Bleuhouse trae para ti?

Contáctanos aquí