Tras tomar la decisión de abandonar el cobijo familiar (o verse obligado a ello), lo primero a hacer será encontrar en donde vivir, siendo el rentar la alternativa que mejor se puede adecuar tanto al presupuesto como a tu comodidad.  

Mudarse ciertamente representa una mayor libertad en cuanto a la rutina que estas acostumbrado; por ejemplo puedes decorar según tus gustos, prepararte o pedir la comida que quieras, etc. No obstante, elegir el sitio en donde vas a residir por primera vez de manera independiente puede conllevar alguno que otro inconveniente ante la inexperiencia que todos invariablemente tenemos al debutar en este medio.

Por esa misma razón, en BLEU HOUSE te presentamos algunos aspectos que debes tomar en cuenta para facilitarte el proceso de renta.

  • Ten a la mano los documentos necesarios:

El rentar como cualquier otro tramite necesita determinados documentos, esto con el de que el encargado tengas pruebas que le aseguren que eres un buen candidato para dejarte al cuidado de su propiedad. Requieres una identificación con fotografía (INE), el comprobante de ingresos, certificado de antecedentes no penales, historial crediticio, una carta de recomendación e inclusive un comprobante de domicilio.

  • Visita la propiedad antes de rentarla:

Aunque en las páginas de Internet te digan que dicha casa o departamento son maravillosos, necesitas conocer el lugar en persona con tal de conocer a mayor precisión las ventajas y desventajas que existan. Nunca compres algo sin verlo antes.   

  • Forma un abanico de posibilidades:

Hay múltiples opciones para rentar que pueden adecuarse a tus necesidades, así que revisa al menos un par de ellas antes de decantarte por una.  

  • Mide tu presupuesto:

Establece el dinero que puedes gastar, normalmente se recomienda que no se debe utilizar más del 30% de tus ingresos al rentar una propiedad ya que también debes pagar otras cosas (tales como los impuestos y los servicios) y procura tener dinero guardado ante cualquier eventualidad.

  • Revisa detenidamente el contrato antes de firmarlo:

Los contratos solo deben firmarse hasta que tengas identificados todos sus puntos (esto en cualquier ámbito de la vida), reconoce cuales son los derechos y obligaciones con las que cuentas. Seguramente van a darte una copia del contrato (de no ser así exígelo), guárdalo en un lugar seguro. 

  • Investiga sobre el lugar:

Independientemente de la estructura interna o externa del lugar necesitas investigar aspectos importantes de la zona; tales como la seguridad, el ambiente, los servicios, lugares de ocio y el transporte.

Abandonar la casa en donde creciste es un gran cambio, siendo el inicio de una nueva y maravillosa etapa en tu vida, pero debes estar preparado para que puedas elegir la mejor opción para tu nuevo hogar.

En BLEU HOUSE nos ponemos a tu servicio con tal de ayudarte a encontrar la propiedad que se acople a tus necesidades.