Nos hemos dado cuenta en los últimos años los jóvenes en general prefieren comprar un departamento en lugar de una casa, ya que se puede adaptar a su estilo de vida. No obstante, podemos asegurarte que adquirir una casa es una buena opción para tomar en cuenta, trayendo consigo grandes ventajas.

Lo primero que debemos aclarar es que no existe un orden de superioridad entre las casas y los departamentos, todo realmente depende de las necesidades de cada uno. Ahora bien, en general hacerse de una vivienda es de las decisiones más importantes que se pueden tomar; representando tanto una inversión a futuro como el lugar en el que idealmente vivirás por un largo tiempo.

Ser el dueño de una casa conlleva varias obligaciones, siendo algo que buenas a primeras haría que la idea no suene muy llamativa, sin embargo, los puntos a favor que trae consigo supera todos los inconvenientes habidos. Debido a lo anterior, en BLEU HOUSE queremos comentarte algunas de las ventajas que podrías tener al adquirir una casa:

  • Certidumbre:

De tomar la decisión de comprar un inmueble tendrás acceso ilimitado a ella (claro, mientras se pague la hipoteca y cosas de ese estilo), no como en una renta que estás sujeto a la voluntad del rentador. También es un refugio para ti y tu familia, haciendo las remodelaciones que consideren indicadas en el momento que quieran o lo necesiten.   

  • Comodidad:

Los espacios que se encuentren dentro del terreno de tu propiedad son exclusivamente tuyos, sin la obligación de compartirlos con nadie y disfrutando de un espacio mayor a comparación de un departamento. Esto último colabora especialmente con las familias que se encuentren en proceso de crecimiento, teniendo el espacio aconsejable el correcto desarrollo de los hijos desde su más tierna infancia hasta convertirse en jóvenes adultos.

Pasando a otro punto, la relación que tengas con los vecinos se desarrollará en exclusiva a tus intereses, gozas de mayor autonomía al no estar “forzado” a interactuar con ellos (aunque lo recomendable sería que tuvieras una buena relación con ellos por cualquier eventualidad).

  • Independencia:

Gracias a una casa podrás desarrollarte de manera personal, social y hasta familiar si ese es el caso, todo sin la obligación de rendirle cuentas a nadie. Retomando lo dicho en el punto anterior, puedes efectuar los cambios que quieras el día que desees, facultad algo inviable dentro de un departamento o alguna propiedad que sea rentada. No es que en todos los casos sea imposible, sin embargo, tal vez sea una mala idea gastar dinero de más en algo que al final de cuentas no es tuyo.

  • Presupuesto:

El presupuesto que necesitarás si quieres hacerte de una casa va a depender de varias cosas; la zona en donde se encuentre, el tamaño, comodidades, el tipo de préstamo hipotecario etc. Al igual que nuestro cuerpo la infraestructura de las casas requiere mantenimiento y el pago de los servicios básicos, por lo cual tienes que apartar una cantidad de dinero en específico por mes para cumplir con todo. Un consejo que nunca debes olvidar, hacerse de una casa es una inversión económica a futuro, el mercado inmobiliario favorece que una propiedad en buen estado pueda aumentar su valor de venta a futuro.  

Como puedes darte cuenta, En BLEU HOUSE nos ponemos a tu servicio con la intención de ayudarte a encontrar la propiedad que más se ajuste a tus gustos y necesidades, igualmente te recomendamos que le eches un vistazo a las propiedades que tenemos disponibles aquí.