Vender tu casa suele ser una tarea muy difícil, no solo emocionalmente pues estamos dejando recuerdos y parte de nuestra esencia, sino también es entrar al campo de batalla que es el mercado inmobiliario, en donde para poder obtener un buen precio por tu inmueble debes de competir contra otras propiedades quizá más nuevas que la tuya.

Es por eso que estos consejos te ayudarán a conseguir un valor agregado y más compradores potenciales.

1. Concentrate en la fachada

2 resize

Este punto es muy importante, porque no olvides que la primera impresión siempre es la que cuenta. Una nueva capa de pintura permitirá dar a tu casa una imagen fresca y renovada, además de que se verá cuidada.
Revisa que la iluminación exterior este en buenas condiciones así como el timbre, si puedes coloca unas plantas en la entrada y reemplaza el tapete.
Puedes ver inmuebles en tu zona y conocer las tendencias más llamativas.

2. Cuida la iluminación

3 resize

La iluminación es muy importante ya que permitirá a tus clientes apreciar las dimensiones reales de cada habitación. Una habitación obscura no es atractiva y puede dar la impresión de que quieres esconder defectos.

Renueva todos los focos de los espacios más importantes por luces de más potencia.

3. Renueva la pintura

4 resize

Puede que el color de tus paredes sea muy compatible con tu gusto, pero puede que no para el de tus compradores potenciales. Pinta tus paredes de tonos claros y neutros, ya que esto permitirá a los interesados imaginar la casa con los tonos de su preferencia. 

En caso de que tengas tapiz es preferible que lo remuevas, ya que esto puede ser un punto en la decisión de compra de tu inmueble.
Si tu presupuesto te lo permite, contrata a una empresa que se dedique a hacerlo.

4. Cuida el jardín

5 resize

Un jardín cuidado es uno de los valores agregados más importantes para la compra de una casa. Así que invierte un poco de tiempo y esfuerzo para hacerlo ver irresistible. Corta el pasto, barre las hojas secas, poda el exceso de ramas de los árboles y elimina cualquier rastro de basura o desorden.

5. Quítale personalidad a tu casa

6 resize

Comienza a empacar, retira todo aquello que exprese tus rasgos y gustos personales, ya que esto facilitara que los compradores puedan visualizar su propia decoración y esto le dará un incentivo a su interés.
Puedes rentar una bodega para guardar tus cosas o pedirle a algún amigo que te ayude a almacenarlas por un tiempo.

6. Haz una limpieza profunda

cleanliness 2799475 1920 resize

Los compradores querrán inspeccionar hasta el más mínimo detalles, así que debes eliminar malos olores, limpiar manchas en tapetes y alfombras y procurar mantener limpias y ordenadas todas las habitaciones. Pues una mala higiene en tu casa podría hacer que desistieran de la compra.
Puede ser una tarea exhaustiva pero estas recomendaciones te ayudarán a conseguir un mejor precio de venta.
Si tienes dudas acércate a tu asesor inmobiliario.